Primary links

BIENVENIDAS Y BIENVENIDOS AL ARCHIVO(1994-2014) de la Red de Solidaridad de la Maquila. Para información actual sobre nuestro trabajo sobre salario digno, derechos laborales de las mujeres, libertad de asociación, responsabilidad social empresaria y salud y seguridad en Bangladesh visiten nuestro sitio web, lanzado en octubre de 2015 www.maquilasolidarity.org/es

Honrando héroes del Movimiento Por la Defensa de los Derechos Laborales: SEDEPAC

 
SEDEPAC (Servicio, Desarrollo y Paz), Coahuila, México

Betty Robles, SEDEPAC

SEDEPAC Monclova es una pequeña organización de derechos de los trabajadores liderada por mujeres que da apoyo, capacitación y asesoría a las jóvenes mujeres y hombres que trabajan en la industria de confecciones para exportación en el Estado de Coahuila.

En 2007, SEDEPAC tuvo que cambiar gran parte de su enfoque de apoyo a la organización de los trabajadores para defender los derechos de los trabajadores que fueron dejados sin trabajo, cuando los inversionistas trasladaron sus operaciones a países que ofrecían mano de obra aún más barata en América Central y Asia.

En diciembre de 2006, Hanesbrands cerró su segunda fábrica en el área dejando a 1,700 trabajadores sin empleo. Con asistencia de la RSM y otros, SEDEPAC tuvo éxito en hacer que Hanesbrands cesara de forzar a los trabajadores a firmar renuncias en las que se afirmaba que no habían sufrido enfermedades o accidentes relacionados con el trabajo, como condición para recibir el pago de sus indemnizaciones. Sin embargo, Hanesbrands se negó a tratar con otras demandas de SEDEPAC.

Cuando la empresa canadiense, fabricante de camisetas, Gildan Activewear, anunció a principios de abril que cerraba sus dos plantas en el área, eliminando otros 1,300 empleos, SEDEPAC y la RSM le propusieron a la empresa los pasos que debía dar, más allá de los requerimientos legales mínimos, para ayudar a los trabajadores a sobrevivir y conseguir otros empleos después del cierre.

Betty Robles, Ana Caldera y Christian Ponce, SEDEPAC

En marcado contraste con Hanesbrands, Gildan dialogó con SEDEPAC y la RSM. La empresa accedió a permitir monitorear si el pago de la indemnización cumplía con los requisitos legales, y a proveer adicionalmente dos meses de salario y un año de cobertura médica para los trabajadores desempleados. Gildan también contribuyó con 232 mil dólares canadienses a un programa gubernamental de recapacitación y le permitió a SEDEPAC monitorear su progreso.

En un país donde los trabajadores despedidos raramente reciben ni siquiera lo que les corresponde legalmente, los esfuerzos innovadores y sin descanso de SEDEPAC frente a los cierres de Hanesbrands y Gildan resultaron en beneficios concretos para cientos de trabajadores despedidos y en establecer importantes precedentes para el futuro.

Share this