Primary links

BIENVENIDAS Y BIENVENIDOS AL ARCHIVO(1994-2014) de la Red de Solidaridad de la Maquila. Para información actual sobre nuestro trabajo sobre salario digno, derechos laborales de las mujeres, libertad de asociación, responsabilidad social empresaria y salud y seguridad en Bangladesh visiten nuestro sitio web, lanzado en octubre de 2015 www.maquilasolidarity.org/es

Honduras: La gerencia de STAR alienta amenazas de violencia contra simpatizantes sindicales

14-11-2012

Cuando la manufacturera canadiense de camisetas Gildan Activewear adquirió  a Anvil Knitwear, en mayo de 2012, hubo una comprensible preocupación entre las trabajadoras(es) de la fábrica sindicalizada STAR, en El Progreso, por la seguridad de su empleo.

Después de todo, Gildan era la misma empresa que había cerrado una de sus fábricas en El Progreso, ocho años antes, con el fin de evitar tener que aceptar y negociar con un sindicato.

Según el informe de una investigación, dado a conocer por el Consorcio por los Derechos de los Trabajadores (WRC), tanto Anvil  como Gildan no sólo no trataron de mitigar el temor de las trabajadoras(es) de STAR, sino que algunos gerentes alentaron activamente a empleados no sindicalizados para que esparcieran rumores de un cierre inminente y culparan al sindicato por la  pérdida de empleos.


Arriba: Miembros del sindicato de la fábrica STAR de Gildan

La investigación del WRC encontró también que “la gerencia de STAR tampoco tomó medidas sobre los empleados que repetidamente hostigaron y buscaron intimidar a dirigentes y miembros del sindicato en la fábrica, incluyendo amenazas de violencia, existiendo una colusión activa de la gerencia con estos empleados en sus actividades antisindicales.

Las amenazas de violencia no se toman con ligereza en el norte de Honduras, cuya ciudad principal, San Pedro Sula, tiene el índice de asesinatos más alto del mundo.

La investigación del WRC también encontró que “la gerencia de STAR no dio información adecuada y en tiempo al sindicato sobre los cambios en la fábrica que impactarían a las trabajadoras(es), en violación de sus obligaciones contractuales y legales.”

Según el WRC, la falta de disposición de la gerencia de informar y consultar con el sindicato sobre los cambios realizados en la fábrica, desde que Gildan la comprara, afectó aun más la credibilidad del sindicato con las trabajadoras(es).

Gildan respondió por escrito al informe y recomendaciones del reporte del WRC, declarando que “no tiene ninguna evidencia” de que se hubieran reportado a la gerencia amenazas y hostigamiento antisindical. Sin embargo, Gildan sí reconoció que el Gerente de Recursos Humanos y otro empleado, a quienes se acusaba de participar en las actividades antisindicales, ya no trabajaban para la empresa.

Gildan prometió implementar una serie de recomendaciones de acción correctiva que hizo el WRC, incluyendo comunicar a las trabajadoras(es) que que la planta de STAR continuará operando y que respeta la libertad de asociación y tratará con el sindicato de buena fe y manera constructiva.

La empresa también se comprometió a tratar con las acusaciones de hostigamiento antisindical y aplicar las medidas disciplinarias cuando sea apropiado, y respetar las disposiciones del contrato colectivo de trabajo, incluyendo la disposición de la debida notificación al sindicato cuando se vayan a hacer cambios en la fábrica.

Share this