Primary links

BIENVENIDAS Y BIENVENIDOS AL ARCHIVO(1994-2014) de la Red de Solidaridad de la Maquila. Para información actual sobre nuestro trabajo sobre salario digno, derechos laborales de las mujeres, libertad de asociación, responsabilidad social empresaria y salud y seguridad en Bangladesh visiten nuestro sitio web, lanzado en octubre de 2015 www.maquilasolidarity.org/es

Walmex da pasos positivos en su reporte sobre responsabilidad social empresarial pero se queda corta en temas laborales

14-03-2011

Wal-Mart de México y Centroamérica (Walmex) dio algunos pasos positivos en su recién publicado Reporte 2010 de Responsabilidad Social y Desarrollo Sustentable (Reporte RSE) pero la empresa sigue quedándose corta en tratar los temas laborales más importantes.

Después de realizar, en diciembre de 2010, una revisión profunda del Reporte 2009 de Responsabilidad Social y Desarrollo Sustentable, la Red de Solidaridad de la Maquila (RSM) de Canadá y Red Puentes México (RPM) dieron a conocer una evaluación del reporte de responsabilidad social (RSE) de Walmex y sus políticas y prácticas de RSE en México. El reporte de RSE 2010 es el primero en incluir información sobre sus nuevas operaciones en Centroamérica.

La evaluación concluyó que la empresa necesitaba mejorar sus reportes en áreas criticas como su impacto ambiental y monitoreo de condiciones laborales en sus enormes cadenas de suministros. La RSM y Red Puentes México también recomendaron que Walmex afronte  las acusaciones de tener contratos colectivos de trabajo ilegítimos en sus tiendas mexicanas y las preocupaciones de la sociedad civil sobre los menores  que trabajan como "empacadores voluntarios".

Representantes de Walmex se reunieron con la RSM y RPM dos veces el año pasado, para discutir los borradores de la evaluación de la RSM-RPM y sus recomendaciones, antes de la publicación del informe final. Sin embargo, aunque Walmex tomo algunas de las recomendaciones sobre mayor  transparencia,  la empresa no hizo lo mismo con las recomendaciones relacionadas a sus prácticas laborales y las de sus proveedores, y su falta de relación efectiva con la sociedad civil. Hay que señalar que desde que se hiciera público el informe de la RSM-RPM, la empresa no respondió a las solicitudes de tener reuniones de seguimiento para discutir las recomendaciones del informe.

Pasos positivos en el reporte sobre medio ambiente

Siguiendo las recomendaciones hechas en la evaluación de la RSM-RPM, Walmex mejoró su reporte en lo relativo a medio ambiente. Por ejemplo, Walmex:

  • Informó sobre el total de las emisiones y uso de energía, en lugar de sólo hacerlo sobre cantidades por metro cuadrado de construcción, como lo hiciera en 2009. Esto es significativo porque permite a los interesados tener un mejor sentido de la huella ambiental general que tiene la empresa;
  • Mejoró la información sobre la cantidad de energía directa utilizada, diferenciándola entre fuentes renovables y no renovables;
  • Dio algo de información sobre los pasos que da para mitigar su impacto en la biodiversidad, particularmente cuando construye nuevas tiendas;
  • Informó sobre el total de emisiones de NOx y SOx de su flota de transporte, lo cual, debido a su enorme cadena de suministros en la región, representa un impacto ambiental significativo de sus operaciones.

Temas de derechos laborales, sigue siendo una grave preocupación

Diversos estudios mexicanos han señalado la presencia de casi 200 "contratos de protección" en tiendas de Walmex en la Ciudad de México. Los "contratos de protección" son contratos colectivos de trabajo firmados por un empleador con un "representante sindical" o abogado corruptos sin el conocimiento y/o consentimiento de los trabajadores cubiertos por el contrato. Estos contratos están destinados a "proteger" a empleadores como Walmex de que los trabajadores se organicen o se incorporen a sindicatos independientes y democráticos, con el fin de negociar mejores salarios y condiciones de trabajo.


Si Walmex como empresa está genuinamente comprometida con mejorar sus programas y reportes públicos de RSE,  debe ir más allá de los pequeños, aunque elogiables, avances que ha hecho en su reporte de 2010 y enfrentar los temas difíciles y urgentes que plantean los  diversos interesados de la sociedad civil.

RSM-Red Puentes recomendaron en su evaluación que Walmex asegurara que todos sus trabajadores conocieran de la existencia de cualquier contrato formal con sindicatos y tuvieran acceso a los contratos  que hubieran sido firmados en su nombre. Walmex sigue guardando un silencio notable sobre este tema, sin hacer referencia alguna sobre sindicatos o negociación colectiva en las diez páginas que su reporte de Responsabilidad Social 2010 dedica a los empleados de Walmex.

Otra área de preocupación identificada por la RSM y Red Puente fue la de condiciones bajo las cuales 22,000 menores de edad, entre 14 y 16 años, trabajan en las tiendas mexicanas de Walmex. Estos empacadores "voluntarios" no reciben pago, fuera de las propinas que reciben de los clientes.

Al menos tres estudios mexicanos han  planteado interrogantes en relación a la utilización, por parte de Walmex, de jóvenes como empacadores "voluntarios". Los temas que preocupan  se relacionan con el estatus que se les da de "voluntarios", así como a las deficiencias en el cumplimiento de un acuerdo establecido en 1999 entre la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) y el gobierno del Distrito Federal (DF), el cual intentaba asegurar la 'protección' de los empacadores.

Las organizaciones de la sociedad civil mexicana ha manifestado sus preocupaciones sobre si los menores en el programa trabajan turnos de más de seis horas, trabajando hasta después de las 10 de la noche, y se les pide que compren sus propios uniformes, todo lo cual viola la ley mexicana y los términos mismos del Programa de menores empacadores.

La RSM y Red Puentes México  recomendaron que Walmex tratara con estas preocupaciones de grupos interesados de la sociedad civil iniciando una investigación transparente,  que fuera realizada por terceras partes,  sobre el mencionado programa con el fin de determinar si se está implementando el acuerdo de 1999, si es adecuado, y si el programa actual viola o no las disposiciones de la Ley Federal del Trabajo mexicana.

El Reporte de RSE 2010 de Walmex no aborda las preocupaciones de los interesados de la sociedad civil sobre este tema, reiterando sólo que la empresa tiene procedimientos, no especificados, para asegurar el cumplimiento de los términos del programa.

Las cadenas de suministros crecen más rápido que la supervisión

Siendo una de las empresas más grandes en América Latina, y el mayor empleador del sector privado en México, las prácticas de Walmex pueden tener un enorme impacto en las condiciones de trabajo en sus extensas cadenas de suministros de toda la región.

La empresa matriz de Walmex, Wal-Mart Stores Inc. informó en 2010 que tenía preocupaciones sobre salarios y prácticas de empleo en sus cadenas de suministros en América Latina. En particular apuntaba a la dificultad de determinar si los trabajadores eran compensados adecuadamente por su trabajo.

Aunque Walmex añadió casi 3,000 proveedores en México y otros 6,000 debido a su expansión a Centroamérica en 2010 - un aumento del 50% en la cantidad de proveedores - informa que sólo cuatro proveedores fueron auditados el año pasado. Aunque - como se recomendó - Walmex ahora refiere a los lectores a información adicional en línea, en relación al cumplimiento social que publica Wal-Mart Stores Inc., sigue habiendo muy poca información sobre cómo se llevaron a cabo las auditorías de Walmex, qué temas fueron cubiertos, o que acción correctiva, si es que alguna, se tomó para tratar con las violaciones a los derechos de los trabajadores en su cadena de suministros.

A medida que Walmex expande más su presencia en el comercio minorista y por su cantidad de proveedores, necesita articular una política y un plan de acción para asegurar que todos sus proveedores  cumplan con las leyes laborales y ambientales, Convenciones y Declaraciones internacionales, y su propio código de conducta, y asegurar que sus prácticas de compra apoyen y promuevan el cumplimiento social y el trabajo digno a nivel del proveedor.

Si Walmex como empresa está genuinamente comprometida con mejorar sus programas y reportes públicos de RSE,  debe ir más allá de los pequeños, aunque elogiables, avances que ha hecho en su reporte de 2010 y enfrentar los temas difíciles y urgentes que plantean los diversos interesados de la sociedad civil.

Share this