Primary links

BIENVENIDAS Y BIENVENIDOS AL ARCHIVO(1994-2014) de la Red de Solidaridad de la Maquila. Para información actual sobre nuestro trabajo sobre salario digno, derechos laborales de las mujeres, libertad de asociación, responsabilidad social empresaria y salud y seguridad en Bangladesh visiten nuestro sitio web, lanzado en octubre de 2015 www.maquilasolidarity.org/es

Seis meses después de Rana Plaza: Trabajadoras y trabajadores siguen esperando la compensación

05-11-2013

Foto: National Garment Workers Federation

Seis meses después del colapso del edificio Rana Plaza, más de 2,500 trabajadoras(es) y las familias de otras más de 1,100 que resultaron muertas en el desastre siguen esperando la compensación.

Según un reporte reciente de la Campaña Ropa Limpia (CCC) y el Fondo Internacional por los Derechos Laborales (ILRF), algunas de las trabajadoras(es) que quedaron lesionadas permanentemente tuvieron que sacar a sus hijos e hijas de la escuela por falta de ingresos.

A la fecha, sólo una de las marcas internacionales cuyas prendas de vestir se fabricaban en el edificio Rana Plaza, la tienda británica Primark, aportó alguna ayuda económica inmediata a las víctimas.

El 24 de octubre, en medio de la Semana de la Moda en Toronto, la tienda canadiense Loblaw (dueña de la marca Joe Fresh) anunció que también aportaría ayuda económica a trabajadoras(es) y sus dependientes de la fábrica New Wave Style, donde se hacían sus productos en el momento del colapso del edificio.

Loblaw también prometió comenzar a pagar compensaciones completas y directas a las víctimas y sus familias en 2014.

Tanto Loblaw como Primark, junto con Benetton y El Corte Inglés, forman parte del comité coordinador que está trabajando en un acuerdo, para calcular y pagar compensaciones completas a las víctimas de Rana Plaza mediante un fondo conjunto, al cual cada empresa hará su contribución.

Otras empresas que se han comprometido a contribuir al fondo son Inditex (dueña de Zara), Bon Marche y Mascot. Las empresas norteamericanas que hasta ahora se han negado a aportar para la  compensación incluyen a Children’s Place, JC Penney, Dress Barn y Wal-Mart.

Avanza el Acuerdo
Mientras tanto se ha avanzado considerablemente en la implementación del Acuerdo sobre Incendios y Seguridad de Edificios en Bangladesh.

El Acuerdo, que es legalmente obligatorio, firmado por sindicatos globales y de Bangladesh, y marcas y tiendas de ropa que se aprovisionan en Bangladesh, con cuatro ONGs internacionales de derechos laborales, incluyendo la RSM, que firmaron como testigos. Las fábricas proveedoras cubiertas por el acuerdo estarán sujetas a inspecciones independientes sobre seguridad y programas de capacitación.
Al 25 de octubre, más de 100 grandes marcas y tiendas de Europa, Australia, Hong Kong y Canadá habían firmado el Acuerdo. Loblaw es la única signataria canadiense.
 
Se da a conocer información de fábricas
El Acuerdo ha publicado información sobre las más de 1,500 fábricas en Bangladesh, que emplean a más de 2 millones de trabajadoras(es), incluyendo los nombres de las fábricas y su ubicación, número de edificios que componen cada fábrica, número de pisos en cada una, el número total de trabajadoras(es) y el número de empresas miembros del acuerdo que utilizan cada fábrica.

Una vez que se implemente el programa de inspección, también se publicarán los resultados de las inspecciones, así como las acciones desarrolladas para hacer a las plantas lugares seguros. Bajo el acuerdo, las empresas firmantes también están obligadas a asumir los costos de las mejoras necesarias en cualquier fábrica.

El 17 de octubre,  el Acuerdo anunció la contrata-ción de Brad Loewen, quien antes estuvo empleado por el municipio de la Ciudad de Winnipeg, Canadá, como inspector jefe del programa.

Sigue habiendo serios desafíos
Dos incidentes posteriores al desastre de Rana Plaza hacen evidente los serios desafíos que implicará lograr que las fábricas de Bangladesh sean seguras.

La tarde del 8 de octubre, un incendio en la fábrica Aswad Composite Mills, produjo la muerte de 9 trabajadoras(es), dejando otras 50 heridas. Si el incendio hubiera comenzado más temprano ese día, cientos de trabajadoras(es) podrían haber muerto.

Los registros de envíos indican que la fábrica producía tela tanto para marcas que son parte del acuerdo como para empresas que no lo son, incluyendo las tiendas canadienses Hudson’s Bay Company (HBC) y Loblaw.

HBC confirmó que tuvo pedidos en la fábrica que se entregaron en abril de 2013. Loblaw dijo que no tenía conocimiento que productos suyos se estuvieran fabricando en la fábrica Aswad.

Aswad es una hilandería textil, y por tanto no está cubierta por el acuerdo. No obstante, poco después del incendio, el Comité Coordinador anunció que las empresas firmantes que utilizaban la planta “acordaron trabajar dentro del espíritu del Acuerdo para dar el apoyo necesario a las víctimas y sus familias…”

En un segundo incidente, una inspección realizada en la fábrica Liberty Fashion Wears, a solicitud de un grupo de empresas que son parte del Acuerdo, encontró que la sección principal de costura estaba en peligro de colapsarse, poniendo a las trabajadoras(es) en un grave riesgo.

Aunque se informó que las marcas aportaron apoyo económico considerable para mejorar la fábrica, el dueño no realizó ninguna reparación mientras la fábrica estuvo cerrada, y por lo tanto se puso en riesgo de perder negocios con las empresas que son parte del Acuerdo. Actualmente se está implementando un plan para asegurar que se pague a las trabajadoras(es) lo que se les adeuda.

Share this